jueves, 12 de febrero de 2015

Disfraz de los Increíbles

Hace tanto que no entro a mi blog, que hasta me resulta raro estar por aquí. Pero no podía dejar pasar la fecha sin mostrar un disfraz que hice hace poco y que fue un exitazo total (modestia aparte). 

Como alguna gente habrá leído en Twitter, en casa llamamos Jack Jack a mi hijo. Él es un niño precioso y angelical, pero que cuando se enfada, se vuelve un pequeño demonio, como el bebé de la familia de Los Increíbles de Disney (pincha aquí si quieres ver a qué me refiero). Trantando de elegir disfraz con su hermana, empezamos a bromear y se me ocurrió hacer algo con lo que fueran conjuntados... Creo que no tendré muchas oportunidades en el futuro de hacer que los dos niños vayan igual y tenía que aprovechar la ocasión. A mi hija le pareció tan genial la idea de ir como los personajes de la película que una vez que lo mencioné ya no hubo vuelta atrás. Lo único es que el peque no pudo ir de Jack Jack (demasiado pelo...) si no de su hermano.


Es disfraz en sí fue muy sencillo de hacer y creo que lo que más tiempo me tomó fue pensar cómo hacerlo y reunir las cosas necesarias.

Los materiales que utilicé fueron: 
Leggins y camisetas rojas (una para cada niño).
Papel transfer para tela oscura (y una impresora a chorro de tinta).
Unos calzoncillos y braguitas.
Tinte de ropa (color negro).
Medias negras para mi hija.
Guantes negros.
Tela amarilla (para los cinturones y la diadema de mi hija).
Zapatos negros.
Goma eva (para los antifaces).


Imprimí en papel transfer para tela oscura el logo de la película. Lo interesante es que en este tipo de papel transfer se imprime la imagen como va a quedar en la ropa, y no en espejo, como el transfer de tela clara.


Pinté el cuello de las camisetas con rotulador para tela negro. Pegué el transfer con la plancha.


Y teñí de negro (con tinte para tela) unos calzoncillos de mi hijo y unas braguitas de mi hija, porque, definitivamente, era imposible conseguir unos de ese color. 


Lo que descubrí haciendo esto, es que, pese a que los hilos originales eran del mismo color que el resto de la prenda, estos eran de otro material (uno sintético, seguramente) y no tiñeron, resaltando sobre la ropa negra una vez teñidos.


Corté unas medias negras a la altura de la rodilla para simular unas botas altas para mi hija (como Violeta, la niña de la familia). 

Además, corté unos calcetines negros de papá para "alargar" los guantes de mi hija, ya que me fue imposible encontrar guantes de niña negros hasta los codos. 

Hice un cinturoncillo y una diadema amarillos. 

Y unos antifaces con goma eva negra.

Y he aquí el resultado.


¿Qué te parecen? ¡A mí me encantaron!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...