viernes, 19 de septiembre de 2014

Cantando "Suéltalo"...


Frozen llegó tarde a nuestras vidas, pero entró con la fuerza de una tormenta de nieve inesperada. Sí, en pleno verano, mi hija decidió, finalmente, ver la película de Disney de la que tanto hablaban sus amigas. Y se volvió mega-fan.

La hemos visto en el i-Pad (digo “hemos”, porque muchas veces me tocó a mí también) hasta la saciedad… una o dos veces diarias durante todas las vacaciones.

Y justo el otro día, mi amiga Catalina, del blog Mamá también sabe, que está enterada de nuestra fiebre Frozen, me contó que iba al pre-estreno de la versión Sing-Along (karaoke, para el común de la gente), en el Conde Duque de Madrid. Así es que nos animamos a ir también y, por fin, después de verla tantas veces en pantalla pequeña, el sábado pasado la vimos en una grande. ¡Y cómo nos divertimos!



miércoles, 3 de septiembre de 2014

Mochila personalizada con foto

Ya está aquí la vuelta al cole para algunos, y el primer día para otros. Y muchas mamás estamos marcando la ropa y demás cosas de nuestros enanos. Yo he comprado etiquetas para casi todo, y tengo mi "rotulador" de tela para aquellas cosas donde las etiquetas no sirven. Pero quería, además, hacer algo especial y más trabajado para la mochila del enano, como hice con la de su hermana mayor.

Estuve pensando bastante en cómo hacerlo. Con Chloé había sido más fácil: Ella empezó la guardería siendo más grande; Hablaba y sabía identificar la primera letra de su nombre. Además, la luna, que utilicé en lugar de la C, era algo que ella reconocía con facilidad. Pero, ¿Qué podía hacer para Sebastián? Él es más pequeño, no habla y, claro está, no creo que sepa cuál es la primera letra de su nombre. Así es que me pareció que lo más lógico era usar la fórmula que usan las guarderías para que los peques identifiquen sus perchas: poner una foto suya.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...