miércoles, 29 de enero de 2014

Mi Safari fotográfico por Nueva York

Cuando viajas como turista probablemente dediques parte de tu tiempo en hacer fotos. Pero cómo capturar la "esencia" de una ciudad? En mi último viaje a NYC, me regalaron un tour fotográfico con Citifari.


miércoles, 22 de enero de 2014

New York, New York

He estado "perdida" nuevamente. Pero esta vez en una de las ciudades de mis amores: Nueva York (y con un poquito de vida ocupada madrileña después). 


Fui con los niños y mi marido a casa de los abuelos. Tuvimos frío, muuucho frío. Nos pilló la tormenta Hércules, y cayó nieve. ¡A montones!


La nevada me hizo recordar mis inviernos de infancia allí, y aprovechamos para hacer trineo en el parque, como cuando yo era niña.



Pese al frío pudimos disfrutar de la ciudad. Comimos mucho y muy bien, paseamos, fuimos a museos, vimos pingüinos (¡en el Zoo, no en la calle!). 


Me gustó volver a mi ciudad querida, y, por un microsegundo me sentí "joven" de nuevo. Reviví mi experiencia del 99 y 2001, y a ratos creía tener a mi lado a alguno de mis amigos brasileños o a los del Met. El espejismo se desvanecía de golpe cuando encontraba junto a mí al guapísimo francés que tengo por marido, empujando el cochecito con los dos niños. ¡Ouch!



Así es que en un momento me escapé de la familia y tuve un ratito de "libertad", que utilicé para hacer un tour fotográfico que me regalaron y del que quiero hablar en un post a parte. Y lo disfruté todo lo que pude. Un paseo por la ciudad haciendo fotos con un guía/profesor. 



Además de eso, como decía, comimos muy rico, no sólo en casa (¡qué gusto que te cocinen!!), si no también en la calle. Fuimos al archi-reseñado Burguer Joint, y debo decir que, aunque el lugar me resultó divertido, la hamburguesa me parece absolutamente sobrevalorada. Si vas a NY y quieres comer una rica, rica, la mejor elección es BareBurguer, totalmente ecológica y buenísima: con distintos tipos de carne a elegir, etc. 

Conclusiones del viaje tengo pocas, pero importantes: la primera es que mi próximo viaje allí con los niños será en primavera u otoño... eso de ponernos cuatro capas de ropa cada vez que saliamos es demasiado. La segunda es que se me hizo corto, muy corto, pese a tener ganas de estar en casa, me hubiese quedado más días allá... Y la más importante de todas... 

¡Que muero por Nueva York!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...