martes, 15 de enero de 2013

Celos infantiles: preparando la llegada del hermanito


Aunque a ratos me parezca un poco irónico escribir un post sobre éste tema, teniendo en cuenta nuestro día a día y lo difícil que resulta por momentos, creo que lo tengo que escribir igual y que quizás puede servirle a alguien. Tenemos a un nuevo miembro en casa y el tema de los celos lo vamos navegando, a ratos bien y a ratos no tanto. Igualmente, creo yo, el asunto va bastante mejor de lo que me temía, más aún después de historias que oigo acerca del tema. 


En fin, la cosa es que cuando quedé embarazada de mi segundo hijo, lo primero en lo que pensé fue en cómo ibamos a manejar el asunto con la que sería ahora la "hermana mayor". Ella había sido, durante tres años, la princesa, la estrella y centro de atención de esta casa. Además, por mi manera de criar y por unos temas familiares que ahora no vienen al caso, habíamos pasado casi todo nuestro tiempo juntas. ¿Cómo sería para mi hija tener un hermanito? Sabía (y lo estoy comprobando) que fácil no es nunca. Pero yo quería que viviese la experiencia de la mejor manera posible y que la llegada de un nuevo miembro a la familia fuese algo positivo para ella.



Para eso decidí "trabajarlo" casi desde el principio. Incluso cuando aún no le habíamos dicho que tendría un hermanito. Optamos por esperar a que se notara la barriga antes de decir nada: Si a nosotras se nos hace largo, ni imaginar a una niña de tres años. Otra razón por la que preferí no anunciarle muy pronto el embarazo, fue que al haber estado tan enferma los primeros meses, temía que relacionara "mamá enferma" con "hermano nuevo". 



Una de las cosas que hicimos desde el principio, mi marido y yo, fue mostrarle bebés pequeños siempre que podíamos. O hablar de los hermanos menores de sus amigas y de lo genial que era ser una hermana mayor y tener hermanitos. 



Una vez que le contamos que tendría al hermano, quisimos hablar de las cosas positivas, pero también recalcar cómo sería al principio: que mamá estaría muy cansada, que ella me podría ayudar (aunque no en todo) y que el bebé haría poca cosa además de llorar, dormir, comer y cagar (y tener a mamá ocupada). Nada de "sí, vas a tener a un hermanito para jugar", porque cuando se encontrara con la realidad de un recién nacido seguro estaría decepcionada.


Casualmente tengo varias amigas que estaban embarazadas del segundo al mismo tiempo que yo. O acababan de tenerlo. Así es que se me ocurrió organizar una charla en casa, sobre Celos infantiles, con Valentina, de Crecer juntos con arte, que es alguien en quien confío en cuanto a temas de crianza desde hace bastante tiempo. En la charla nos dio distintas pautas que puse en práctica cuando nació Sebastián, pero, sobre todo, nos hizo intentar ver las cosas desde el punto de vista del hijo mayor. Si estás esperando un segundo hijo, realmente recomiendo esta charla (las da también on-line).


Además de esto, como a mi hija le gustan mucho los libros y leer, me pareció que una buena manera de ir familiarizándola con el tema era a través de la lectura. Y quise buscar los que mejor pudieran preparar el terreno para la llegada del hermanito. 



Quiero hacer, en este post, un pequeño resumen y comentario acerca de todos los libros que le regalamos a mi hija sobre el tema: 



El primer libro que tuvimos fue un regalo del abuelo, es en inglés, pero con preguntas muy cortas en lugar de una narración. Así, el que va contando la historia o inventándosela es el propio niño con los padres (o aquel que se lo lea). Las imágenes son todas de los preparativos que se hacen para la llegada de un hermanito (comprar ropa, ir al médico, pintar la habitación). Se llama "Waiting for baby" y es de Rachel Fuller.  Está bastante bien para hablar de distintos temas y que el niño vaya expresando lo que opina o sus deseos.


Uno que compré yo, fue "Mi primer hermanito". No es el preferido de mi hija, pero sí le gusta bastante. Habla de los últimos días de embarazo de la madre, cuando se va al hospital (spoiler alert, como dicen por ahí... la abuela va a buscar a la niña al colegio en lugar de mamá), el encuentro con el hermanito y las cosas que hacen en casa los primeros días juntos. Está bastante bien. 


Un libro que compré por internet (sin poder ver el contenido), que no me gustó nada, y que finalmente no di a mi hija es "Laura tiene un hermanito", de Liesbet Slegers. Cómo decirlo... sí, vale, que cuando llega el hermanito los padres tienen poco tiempo para los hijos mayores, que el bebé llora bastante y los padres están ocupados con él/ella, pero... ¿Decírselo así a un niño que está esperando a un hermano? Ummm, no, no me parece. En el libro muestran todas estas situaciones, e incluso en un momento Laura se va a su habitación a llorar porque nadie le hace caso. Sí, al final el hermano menor se duerme y los padres pueden estar con Laura, pero honestamente no creo que sea muy positivo estar anunciándole al niño mayor que su vida será así a partir del nacimiento de su hermano (pese a que probablemente la vaya a ser). Me parece que se puede decir lo mismo de una manera más suave y que no vaya a crear un rechazo por parte del mayor.  


Pero una cosa que noté en estos libros sobre hermanitos es que... ¡TODOS LOS BEBÉS TOMAN BIBERÓN! y de lactancia materna, nada de nada. Sí, vale, que yo soy muy madre que saca la teta en cualquier lugar, pero creo que muchas mujeres, por lo menos al principio, dan pecho. Si iba a preparar a mi hija para la llegada de su hermano, también quería que viese en los libros cómo lo iba a alimentar. 

Busqué y busqué. Me recomendaron uno en el que aparecía el pecho, pero también hablaban de cómo sería el parto en casa de mamá. Y aunque no estoy en contra de eso, no iba a ser mi caso y no me parecía correcto añadir un elemento más que explicar a una niña de 3 años, por muy natural que fuese el tema. 

Finalmente encontré "What baby needs" (sólo existe en inglés), de una colección dirigida por el Dr. Sears, que escribió lo que yo considero la biblia de salud de bebés (The baby book) y que tiene una perspectiva de crianza de apego que me gusta bastante (pese a que yo no sigo del todo). Aquí sí tienes a una madre dando pecho, pero también a un padre dando biberón, a un bebé durmiendo junto a sus padres y a una hermana mayor acurrucándose junto a mamá mientras el bebé está mamando. Muy bonito, pero con algunos textos un poquito más elaborados de lo que mi hija quería o necesitaba.  


Ahora bien, dejo para el final nuestro libro favorito. A mi me parece precioso, y con un enfoque muy bonito. Y a mi hija le encanta. Se llama "Soy una hermana mayor", de Joanna Cole, (nota: estoy editando esto en marzo de 2014) yaunque antes sólo lo tenían en la página americana, ¡ya por fin lo puedes encontrar en amazon.es!

A mi hija le gusta tanto el libro que dice que ella es la niña protagonista y al bebé lo llama Sebastián. De aquí saqué la imagen que utilicé en el post sobre el nacimiento de mi hijo, y habla de cómo es tener a un hermanito en casa. Pero lo que me pareció más bonito es que hace hincapié, todo el tiempo, en la importancia de la hermana mayor, más que la del bebé. Y el valor que tiene ser mayor, las cosas que puedes hacer siendo grande, que el bebé no puede, y lo especial y única que es ésta hermana mayor. Realmente precioso, sobre todo por éste enfoque en el que pone en valor la personita a la que está dirigida el libro. Lo bueno es que también existe una versión masculina, llamada "Soy un hermano mayor". 


Nosotros ya hemos dejado atrás la parte teórica y estamos metidos a fondo en la  práctica: aprendiendo a llevar y manejar los celos con el hermanito en casa. Creo que, como decía al principio del post, la cosa va, en general, bastante bien, con sus momentos no tan fáciles, que tienen que ver con los celos,  con la imposibilidad de hacer determinadas cosas con el bebé (cogerlo ella sola), con los cambios, con la cantidad de gente que está pasando por la casa (abuelos, tíos, amigos que se quedan con nosotros) y las largas horas de trabajo de papá. Pero todo esto será parte de otro capítulo, más adelante, cuando pueda contar más acerca de cómo va nuestra evolución. 

Si te gusta este post, suscríbete al blog


32 comentarios:

  1. Ufff a mi me toca ya en nada con la diferencia de que Gnomita tiene 20 meses y comprende lo propio para una niña de su edad. Desde el principio sabe que viene su hermana y la llama y le habla y la busca en mi barriga, incluso ahora la defiende si alguien toca mi panza. Pero no sé cómo nos irá con la llegada del bebé..ya escribiré yo también!! besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te irá fenomenal! Aunque habrá momentos difíciles, a veces si son tan cercanos de edad la cosa resulta más fácil. Un beso y suerte!

      Eliminar
  2. Aunque yo todavía no soy mamá y no espero serlo hasta dentro de unos años, me ha encantado este post. Me parece muy importante ocuparse de que la pequeña esté bien y sea feliz con su nuevo hermano y de que todos seáis felices juntos. Creo que es algo que se suele dejar pasar de forma automática, sin darle demasiada importancia y me parece triste, ya que marca la relación de los hermanos el resto de sus vidas...

    Enhorabuena U., por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabella! Habría que preguntarle a tu hermana cómo vivió ella el proceso, pero por lo que sé que te quiere, creo que os fue muy bien! Un beso inmenso y ya te escribo para pedirte una "cosita".
      Y mil gracias por comentar mi post! No sabes la ilusión que me ha hecho!

      Eliminar
  3. Debe ser difícil manejar esa situación, y cada niño, la vivirá de forma diferente, está claro que os habéis esforzado para que la llegada fuera lo mejor posible. A mí la lectura, me parece siempre un buen medio para hacerles llegar conceptos, yo lo usé con el orinal, y con el cole.

    Un besito familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que la lectura, por lo menos cuando son tan pequeñitos, ayuda un montón. Creo que les da seguridad y una referencia, sobre todo si son niños a los que se les ha leído desde pequeñitos.
      Un beso grandote!!!!1

      Eliminar
  4. Debe ser complicadísimo manejar algo así, pero con lo que os lo habéis trabajado seguro que el camino ha sido menos empinado.
    Muy buena entrada, estoy segura de que servirá de ayuda a otras mamis que estén en su segundo embarazo, yo desde luego me la guardo bien guardadita para cuando me anime ;) Un besote y gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Nunca es fácil, pero, como decía, no quiero ni imaginar cómo habría sido la cosa si no me hubiera informado un poco. Ya os iré contando cómo avanza el tema! Beso.

      Eliminar
  5. Guau!!! Que bien explicada e ilustrada esta entrada. Creo que es una de las mejores entradas que he leído relacionado con el tema celos. A mi hija no le leí libros sobre como ser una hermanita mayor, pero si que la fui "moldeando" para que entendiera que significaba ese hecho. Eso no quitó para que los dos días siguientes a mi (nuestra) llegada a casa, tras 3 días sin vernos, no me hiciera nada de caso. Y no veas lo que dolió eso :(
    Eso sí, siempre que podía, y puedo, la hago partícipe de todas las actividades con la hermana: al principio, ayudarme a traer la ropa, los pañales, poner el jabón en la esponja, secarla... Y poco a poco, a darle mano para tranquilizarla, jugar con ella, abrazarla, leerle un cuento...
    Los principios no son fáciles, pero tienen un asombroso poder de cambio y cooperación.
    Besitos guapetona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el halago! Y mira que todavía hay cosas que querría haber puesto. Pero el cansancio de los primeros días empieza a notarse y ya no me acuerdo de nada.
      Ahora lo que me toca es mantener la calma cuando la enana se pone "difícil" y recordar que ella también está pasando por un proceso y que hay que ayudarla, cosa que no es fácil cuando uno está cansado.
      Se agradecen todos los consejos!
      Un beso guapa!

      Eliminar
  6. Hay algo que además hay que tener en cuenta, y es el carácter del nene mayor. A veces son celosos por naturaleza, por mucho que les enseńemos. Los hay muy maduros e independientes. La edad, el sexo, todo influye.
    Mi hija mayor lo pasó fatal, y sigue siendo muy celosa. Encima le tocó que parí justo una semana antes de empezar su primer día de Jardín de infantes y el cambio se le hizo bola.
    Sin embargo, ninguna fué tan celosa cuando nació mi tercera hija. Y recuerdo cómo ayudaron e hicieron un bonito dibujo de bienvenida.
    Pero es curioso que a mi me parezca normal ese tipo de comportamiento. Lo que me extrańaría, y mucho, sería un nene superfeliz de la vida, que no se atreve a mostrar sus sentimientos.
    Asi que ánimo y dale mucho amor, con tus manos, tu tono de voz, todo les ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que el carácter también influye un montón! lo curioso es que mi hija cuando era muy pequeña era bastante celosa (posesiva, más bien), pero lo de saber que iba a tener un hermano la entusiasmó. El asunto es que cuando ya está aquí las cosas son distintas.
      También creo que es completamente normal el comportamiento y la muestra de celos. Lo contrario me sorprendería. Me parece que se puede llevar mejor o peor, pero que celos tendrán!
      Yo ahora intento que, cuando estamos las dos solas o no tengo que estar con el peque, hacer ataques de besos y cosquillas a la mayor, etc. E incluso seguir jugando con ella mientras tengo que tener al enano encima (para eso un bonito fular).
      Besitos!

      Eliminar
  7. Muy interesante el post! Tengo una amiga que esta a punto de pasar por esta situación y me parece un regalo perfecto! Espero que la pequeña y Sebastián poco a poco vayan amoldandose el uno al otro, estoy segura que vana estar fenomenal con esta mami q se preocupa por ellos!
    Besos y ánimo con el día a día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Esperemos que la cosa vaya avanzando. Poco a poco y con paciencia! La mami se preocupa por ellos, pero también muestra signos de cansancio y su consiguiente irritabilidad. Pero ni modo. A tirar para adelante!!!! Gracias por los ánimos y un beso grande.

      Eliminar
  8. ¡Genial Chica Perika! Te lo has currado muchísimo, así que estoy segura que ya mismo va todo sobre ruedas y sois una familia preciosa. Recuérdame este post si algún día decido aventurarme a por un segundo, un día en que no esté en mi sano juicio, claro jaja.
    Desde luego que yo #malamadre no podré hacerlo tan bien como tú.
    ¡Enhorabuena preciosa!
    besos y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa! Se hace lo que se puede. Prometo darte todos los consejos posibles cuando te animes a traer al mundo a un hermanito sin nombre!
      Y no te preocupes, que para malamadres aquí estoy. En los momentos de cansancio y desesperación sale la bruja de los cuentos! Fea y malhumorada!
      Un beso fuerte!

      Eliminar
  9. Me ha encantado el post, qué completísimo! Nosotros con el segundo no nos preparamos para nada, pero realmente como se llevan tan poco tiempo entre sí (18 meses) lo hemos tenido realmente fácil.
    Un besazo maja, seguro que a vosotros todo os va sobre ruedas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te gustara el post! Es verdad que cuando son tan pequeños y hay tan poca diferencia creo que uno lo prepara menos! Creo que hay menos necesidad.
      A ver cómo nos va a nosotros!
      Un besote.

      Eliminar
  10. Genial! Qué bien explicado. Y vosotros qué preparados a conciencia.
    Yo también compré libros a Marcela, q como tu hija tenía tres años cuando nació Bruno. Tampoco puedo quejarme de que el tema vaya mal, pero la verdad es q ha habido rachas mejores y peoresen lis 18 meses q tiene el peque.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy segura de que hay rachas y momentos. Etapas en las que hay más o menos celos. Al principio o es muy malo o es muy bueno, e incluso eso no significa que la cosa vaya a ser siempre así.
      Mi mayor problema es que la mayor quiere participar más de lo que puede y al decirle que no puede termina sintiéndose rechazada. Creo que lo que tengo que trabajar ahora es cómo manejar esa parte sin que ella lo viva como algo malo.
      Un beso grandote y me alegro de que te haya gustado la entrada!

      Eliminar
  11. En mi casa nunca han tenido celos cuando eran bebes alguno empezamos a tener celos ahora porque paso mas tiempo con uno que con otro porque uno no tiene deberes y el otro si, sabes pienso que esto de ser madre es como las carreras se van complicando con los años yo muchas veces pienso ojala fueran bebes otra vez Disfrutalos a tope

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Golosi, hay rachas, y seguro que tiene que ver con las distintas etapas que vive cada uno.
      Yo estoy de acuerdo con eso de que la maternidad se va complicando con los años. Ahora veo fotos de mi hija mayor cuando era una bebé y digo "yo me quejaba porque no hablaba y no me podía decir qué le pasaba. ahora no para de hablar, y tampoco me dice qué le pasa!" jajaja.
      Un beso gigante!

      Eliminar
  12. Hola!,

    Acabo de llegar de casualidad a tu blog y me ha gustado mucho, así que me quedo por aquí. Te sigo.

    Un beso
    Paqui
    http://mipequenodedal.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! qué retrasada voy contestando comentarios!!! La excusa es que cuando dejaste el tuyo estaba casi "recién parida". jajaja. Mil gracias por la visita!

      Eliminar
  13. alguna recomendación de libro para cuando ya nació el hermanit@? yo tengo una bebé de 11 meses y un niño de 3 años. Hay días que lo lleva bien y otros fatal... gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no tengo ningún libro en mente (o no conozco ninguno) para la situación de el hermano ya aquí. Y lo tengo que buscar!
      Te entiendo cuando dices que hay días en los que lo lleva bien y otros fatal. Creo que es lo normal, y que tenemos que entenderlo nosotros. A nadie le gusta que le quiten el "protagonismo", más aún si es lo único que hemos conocido toda nuestra vida (es lo que les pasa a nuestros enanos). El asunto es que a nosotros como padres también se nos hace difícil recordar esto por el cansancio, y porque en "frío" no entendemos cuando los mayores se ponen difíciles.
      Mucho ánimo, es lo único que te puedo decir! Un abrazo.

      Eliminar
  14. Brillante Chica Perika. Gracias gracias gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Jose! Ahora me toca la segunda parte, o continuación de este post. La cosa no es NADA fácil, y admiro a todos aquellos que lo viven relajadamente.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Pues yo me he lanzado directamente al de "Soy una hermana mayor"... ya lo tengo pedido.
    Me ha encantado tu post. La verdad es que los míos se van a llevar casi 3 años y hemos hecho como vosotros, esperar a que se notara y tratar de que no lo asocie con "mamá no puede cogerte porque está malita" etc...
    Por ahora seguimos fijándonos en todos los bebés, también nos ha ayudado ver a los hermanitos de otros niños y a vecinitos... y sabe que al principio Elías no podrá jugar con ella porque hará poca cosa, pero está ilusionada con cuidarlo y darle besos para que no llore.
    Yo la veo muy contenta con el tema y todo el mundo a mi alrededor me dice que en cuanto nazca se pondrá celosísima y cambiará de opinión :-(

    En enero te cuento :-)

    ResponderEliminar
  16. Que bien me viene tu post.
    Estaba buscando algún cuento para explicárselo a mi peque, él ya sabe (a su manera) que va a tener un hermanito, tiene dos años y el bebé nacerá en dos meses, crees que ese libro "soy un hermano mayor" lo puede entender?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mamapuede! mira, yo no soy experta en el tema, y creo que dos años es pequeña para entender gran cosa de nada... aún así, el libro me parece bastante facilito y básico. Es corto, tiene frases concretas en cada página. Tienes que cambiar un par de palabras que son muy latinoamericanas, pero por lo demás sí creo que puede servirle. Mi hija tiene a su hermano menor desde hace un año y sigue leyendo este libro. Creo que sirve para reforzar su idea de "soy la mayor, yo soy especial".
      Espero que te sirva! Un abrazo!

      Eliminar
  17. ando buscando un libro así. pero con la cosa de que mi hija tiene 18 meses veo que muchos son para más mayores. El último es el que más me ha gustado... hay alguno que por dentro sea "ligerito" de leer y de hojas de cartón (más difícil de romper)??
    gracias!!
    @padresenpanales

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...