lunes, 27 de febrero de 2012

En el curso de Washi tape

Como conté en mi Facebook que haría, el sábado me escapé de mis obligaciones familiares y fui al taller de Washi tape que dió Diana, autora del blog Desaforando, en Enfant Terrible


El taller estuvo súper bien. Por fin descubrí lo que era el famoso Washi tape del que tanto se está hablando últimamente. Además, conocí a Cruz y Laura, que tienen el blog Entremadres, donde cuentan sus experiencias de madres primerizas; a Mónica, que es arquitecta y tiene un blog muy chulo de consejitos y cosas de arquitectura; y a Coque, que hace unos almohadones preciosos, entre otras.

El Washi tape, para quien no lo sepa, son unas cintas adhesivas con colores y patrones que se han puesto muy de moda en Japón. La técnica es bastante sencilla: cortar cinta, pegar, imaginar. Puedes utilizar el Washi tape como quieras, mezclando con otras cositas, como puntilla, cuerdas, sellos, etc. Y se puede hacer tantas cosas: marca-páginas, carpetas, tarjetas, y decorar casi lo que se te ocurra... 

La única gran ironía es que he descubierto que, pese a haber sido restauradora de papel y haberlo pasado bomba en el taller, me parece que estoy más cómoda jugando con telitas. ¡Qué falta de creatividad que me agarró en el momento! 

De todas formas, creo que hice un par de cosas muy bonitas, como esta pequeña guirnalda que ya está colgada en la puerta de mi escritorio, 


O esta carpeta, a la que ya mi hija arrancó un corazón... 


¿Se nota que me encantó el Washi de Love?

Hay tantas posibilidades, tantas cosas que se pueden hacer. Realmente es una técnica con la que uno puede pasarse horas jugando, y que está al alcance de todos los que quieren probar un poco de actividades manuales. ¡Súper recomendado!
¡Gracias, Diana, por el taller! 

jueves, 16 de febrero de 2012

Otra falda de tul muy fácil

El otro día hablábamos con mis amigas, madres del cole de mi hija, sobre los disfraces para la fiesta de carnaval. Una comentó que su hija quería ir de princesa (como la mía, ¡qué casualidad!), pero que no tenía ni tiempo ni fuerzas para hacerle nada. Y que tampoco quería comprarle los típicos disfraces Disney. Entonces, como yo soy un poco metiche (como decimos por mi país) y además me gusta encontrar excusas para coser, me puse a hacer esta falda rapidísima, de "princesa". Si la usa o no para la fiesta, ya no me preocupa tanto... ¡yo me he divertido un ratito! Ella tendrá su momento de fantasía y su complemento para jugar en casa.
La verdad es que fue súper simple, y si tardé más de diez minutos en hacerla fue porque, en lugar de hacer una, hice dos faldas y, además, me puse a hacer fotos para un blog... 
¿Cómo la hice? Con tul color fucsia, muy de princesa, 


y siguiendo el mismo procedimiento de la falda fácil. La única diferencia es que utilicé bastante más tela (tul) que en la falda fácil original. En este caso fue todo el ancho de la tela, es decir, 1,50mts, porque lo que quería aquí es que quedara "vaporosa". De largo fueron unos 50 centímetros.
Entonces, lo que hice fue doblar el tul para que los dos extremos se tocaran y los cosí, uniéndolos. 
Me doy cuenta de que intenté hacer una foto "pseudo-artística" dejando un hilo y los alfileres desenfocados por atrás, pero creo que sólo logré un efecto "desorden". En fin, ya iré mejorando.


Una vez unida, doblé la parte de arriba por encima de la "falda", como para hacer una de dos capas. Pero esta segunda falda la doblé más corta que la primera. Puse algunos alfileres para sujetar este doblez. 


Y cosí la cintura, a unos dos centímetros del borde superior,


dejando unos tres centímetros sin coser, para poder introducir la goma elástica por ahi. Por cierto, creo que no he dicho que el elástico tiene que ser del tamaño del contorno de la cintura, con uno o dos centímetros más.
Entre las dos faldas y por la parte no cosida de la cintura, pasé el elástico con ayuda de un imperdible.


Y sujeté los dos extremos del elástico, solapando uno sobre los centímetros de más que tiene el elástico (ese centímetro o dos que dije que había que había que añadir al contorno de la cintura).


Esto lo cosí a máquina (con las famosas idas y venidas), y luego cerré la parte que había dejado sin coser de la cintura.


¡Y falda de princesa terminada!


lunes, 13 de febrero de 2012

Cómo hacer una falda de tul sin coser

¿Quién se acuerda del disfraz de bruja moderna que hice para Halloween? 
Pues justo hablaba con la profe del cole sobre la futura fiesta de carnaval y recordábamos la falda de tul que hice para este disfraz. Ella me contaba que otra profesora había usado la misma técnica para su vestuario de fin de año y dije "Claro, si es súper fácil de hacer. Además, tengo la explicación en mi blog". Pero no. Resulta que en su momento hice las fotos y ahí quedó el asunto. 
Así es que toca... 
Cómo hacer una falda de tul, súper simple, casi sin costuras, para cualquier disfraz: para una bailarina, una bruja, etc. 

lunes, 6 de febrero de 2012

Otra cosa terminada

Sigo con esto de terminar cosas que tengo a medias. Y esta vez tocó un pantalón. Es de un curso que hice en noviembre, en un taller en Casa Peseta (aquí en Madrid). Cuando me apunté lo hice pensando que era una inútil absoluta y que nunca había hecho un pantalón en mi vida. Tenía en la memoria un intento fallido que terminó en la basura. Pero una vez en clase, recordé que sí, que ya había hecho un pantalón (que había usado y todo)! Aún así, el curso me gustó mucho. Aprendí algunos truquillos que no sabía, ¡e hice un patrón a mi medida!
Además, pasé unas tardes súper agradables, con una profe muy maja, y unas compañeras encantadoras, entre las que estaba Mónica, que hace cosas súper bonitas y las muestra en su blog de Pelusillas y Trastadas.
Bueno, la cosa es que cuando terminé el curso, mi pantalón ya estaba, casi, casi. Pero faltaba ponerle unos brochecitos para cerrar la cintura, y hacerle el bajo (o dobladillo, o la basta/bastilla). Dos cosas fáciles de hacer, pero que no lograba terminar.
Aquí está, una cosa más para poner en mi lista de "hecho": mi pantalón hecho a medida. No hay foto de la modelo, porque nadie me quiere hacer fotos... ¡pero prometo que me queda perfecto!



viernes, 3 de febrero de 2012

Aunque me muero de vergüenza... Una idea para Carnaval

Como decía, me muero de vergüenza, pero creo que hay que mostrar esta idea porque es un disfraz fácil, rápido y muy gracioso: Muñeca Barbie. 
¿Qué se necesita? Lo primero y más importante, es no tener miedo a hacer el ridículo (en su momento no lo tuve, ahora empiezo a dudar). Una vez que tienes eso, hay que buscar ropa rosa/rosada: mini falda, medias, botas, etc. Es cierto que es un color que predomina en mi vestuario y que para mí no fue muy problemático encontrar todos los elementos. 
Además, se necesita una peluca rubia, larga, de esas que se consiguen en una típica tienda de los chinos. 
También hay que usar un maquillaje exagerado: sombras de ojos azules, lápiz de labios rosado. Yo me puse además un collar de flores que me encanta (¡esto en serio!), que me hizo mi querida amiga Chiribambola
Para darle el "toque" especial, pegué un cartelito con el logo de Barbie en la parte de adelante de mi ropa. ¡Y, voilá!
Seguro que en versión "niña" es más fácil de lograr: no hay tanta vergüenza y es más fácil lo de encontrar toda la ropa del mismo color. 
La foto es malísima, porque la hice hace años, con una cámara "normalita", y corriendo a posar (nadie quiso "inmortalizar" una cosa tan horrorosa), pero... se pueden hacer una idea. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...