jueves, 22 de diciembre de 2011

Cocina en Navidad

Una amiga y fan del blog me ha preguntado si es verdad que los fans de Chica Perika se van a quedar huérfanos de recetas de Navidad. Y sí, lamento decirlo. No tengo recetas especiales en estos días. Pero no porque no vaya a cocinar, si no, más bien, porque me ha resultado imposible hacer fotos entre tanta locura de aterrizar de un viaje transatlántico, preparar la cena navideña en casa, recibir a gente que se quedará el fin de semana, y tener una niña de 2 años que no para quieta. Lo lamento; no hay receta original. 
Pero sí creo que puedo contar un par de cosas de mi fiesta recordando entradas que hay ya en el blog. Dulces, claro... 

El postre que haré para la noche del 24 es uno de mis favoritos: El Soufflé de chocolate más elaborado.  


¿Y se lo imaginan con una salsa de caramelo encima? Si ya sin nada es riquísimo, prometo que con el caramelo queda incluso mejor. Explico cómo hacerlo, por si alguien se anima también: 

Los ingredientes son:
1 taza de azúcar
3 cucharadas de agua
una pizca de cremor tártaro (hablo de este ingrediente en la receta original del Soufflé
3/4 de taza de crema/nata espesa
1/4 de cucharita de sal
2 cucharadas de ron

Si tienes dudas sobre las medidas, cucharas y cucharitas, recomiendo revisar la entrada sobre el tema

¿Y hacerlo? 
Tienes que mezclar el azúcar, agua y cremor tártaro en una cacerola. Se cocina a fuego medio revolviendo suavemente (recomiendo cuchara de palo) de vez en cuando hasta que el azúcar se disuelva y comience a cambiar de color. En ese momento tienes que subir la temperatura y seguir revolviendo hasta que se forme el caramelo, pero con cuidado de que no se queme. Lo retiras del fuego y añades la nata. Hay que tener cuidado porque en este momento es común que salpique la mezcla. A mí muchas veces se me endurece el caramelo, así es que lo coloco nuevamente al fuego medio y sigo removiendo hasta que se disuelve bien. Una vez disuelto, añado el ron. Lo mejor es ponerlo caliente (¡aunque no mucho!) encima del soufflé, justo antes de servirlo. 

Ahora bien, una receta que no es mía y que no he podido versionar aún para el blog (¡ni creo que pueda!): Hace un par de años probé una tarta que es un poco rara, pero a mí me pareció muy original y me gustó muchísimo. Es una tarta de chocolate y gengibre  con salsa de bourbon de la página de Martha Stewart (ohhhhh, amiga Martha...). 


Es muy fuera de lo común, hay que admitirlo, y no a todo el mundo le va a gustar. Pero a mí me encantó. Espero que alguien se anime a probarla. 

Volviendo a mis recetas, y pensando también en el público del hemisferio sur, con esas Navidades calurosas en las que uno se vuelve loco con el pavo en el horno cuando afuera hace calor y más calor... Por supuesto que hacer un postre caliente (o que necesita calor para su elaboración) resulta una locura. Así es que sugiero algo "fresquito", como la Tarta fría de chocolate, galleta y merengue. 


Ahora bien, para cerrar, pienso en la gente que tiene ahora vacaciones, tiempo libre y que está con ganas de hacer un poco de repostería: los alfajores de mi abuela, que, para los que ya conocen la historia, saben que en realidad la receta es mía y que fue mi abuela la que me la robó. 


Requieren paciencia, pero el éxito está más que garantizado. 

Así es que espero que tengan una buenas buenas fiestas y que no se sientan demasiado abandonados sin recetas originales. ¡Hay mucho de Chica Perika para probar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...